Falencias de la legislación Argentina

Una excelente nota de Jorge Vega Iracelay, somnology director de asuntos corporativos de Microsoft para Argentina y Uruguay, pills publicada hoy en La Nación, luego de señalar las virtudes de la ley argentina de delitos informáticos,argumenta sobre las falencias de nuestro actual sistema legal en materia de delitos informáticos. La nota en cuestión dice:

No obstante, nuestra legislación es insuficiente. Dadas la complejidad y las particularidades de este tipo de infracciones, la incorporación de los delitos informáticos en el Código Penal no basta para luchar contra este flagelo. Necesitamos instrumentar los mecanismos procesales pertinentes y contar con instrumentos de cooperación y coordinación internacional eficaces que posibiliten a policías, funcionarios y magistrados judiciales llevar a cabo investigaciones rápidas, coordinadas y con preservación de los elementos de prueba correspondientes a los casos que estén investigando o juzgando.

Es cierto, y justamente la solución, podria venir de la mano del Convenio del Ciberdelito que contiene tanto normas para la recolección de la prueba en Internet como normas para la colaboración internacional. Argentina está cada vez mas interesada en formar parte de este acuerdo, solo falta un poco de voluntad política (que estos días imagino escasea) y hacer entender a todos los involucrados que el delito informático -como sucede con todo lo que ocurre Internet- no reconocen fronteras.

Seminario Universidad de San Andrés sobre derecho de los bucadores y la ley de delitos informáticos

adiposity ‘sans-serif'”>El buy information pills ‘sans-serif'”>día 3 de noviembre de 2009 tuvo lugar en la Universidad de San Andrés un seminario sobre propiedad intelectual y nuevas tecnologías, auspiciado por la empresa Microsoft, la Asociación de Magistrados de la Justicia Nacional y la asociación de Fiscales.

El seminario tuvo por finalidad a explorar con reconocidos expositores los desafíos legales que enfrenta el Derecho de las nuevas tecnologías en tres paneles con temas bien diferenciados. El primer panel fue una mesa debate sobre responsabilidad civil por la difusión de la imagen y datos personales en buscadores de Internet. Los expositores fueron el Dr. Antonio Mille, el Dr. Carlos Petre y el Dr. Eduardo Bertoni. El panel fue moderado por el Dr. Pablo Palazzi, Director de la maestría en Derecho Empresario de la Universidad de San Andrés. El primer expositor Eduardo Bertoni, quien actualmente es director del Centro de Estudios en Libertad de Expresión y Acceso a la información de la Universidad de Palermo. El autor, que fue relator especial en la OEA sobre libertad de expresión, puso énfasis el acceso a la información en Internet, la jurisprudencia de la CIDH y el fundamento por el cual la información que los buscadores ponen a disposición de los usuarios está protegida constitucionalmente. Carlos Petre brindó un panorama judicial de estos casos comentando la tipología de los distintos supuestos y explicando los problemas que enfrente la Justicia para resolver los planteos de la tecnología. Finalmente fue Antonio Millé, autor de varios artículos interesantes sobre la materia, y profesor de las Cátedras Derechos Intelectuales y Derecho Informático en la Universidad Católica Argentina quien cerró este panel y comentó los desarrollos del derecho comparado en materia de responsabilidad de buscadores analizando la lógica detrás de un motor de búsqueda y los supuestos en los cuales no debería habérselo hecho responsable.

El segundo panel de debate trató el tema de los “La reforma del Código Penal y la nueva ley de delitos informáticos. Consejo de Europa. La prueba informática”. Los panelistas fueron los Dres. Ricardo Saenz (Fiscal General ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal,), Marcos Salt (especialista en derecho penal y representante y participante en las reuniones del ciberdelito del COE), y Gustavo Presman (Perito especialista en Informática Forense). El moderador fue el Dr. Carlos Reggiani ex secretario de la Comisión de Asuntos Penales del Senado, quien participó en la redacción de la ley 26.388 y guió a los expositores a lo largo de su debate. Todos los autores pusieron énfasis en que el problema actual es la necesidad de contar con reglas claras en materia de prueba informática. Se mencionaron asimismo las limitaciones constitucionales a la obtención de prueba y como juegan frente a las nuevas tecnologías y lo difuso del concepto de público y privado en internet. Se relato el caso “Halabi” de la Corte Suprema y la importancia de los datos de tráfico en materia de telecomunicaciones y la necesidad de contar con reformas en los códigos procesales penales para agilizar la investigación de los delitos informáticos.  Finalmente el seminario se cerró con una mesa debate sobre políticas legislativas sobre software y tecnología. El primer panelista fue el Dr. Jorge Vega Ilaceray, gerente de legales para Microsfot Argentina quien disertó sobre Un nuevo paradigma en propiedad intelectual: innovación abierta. En su charla el autor explicó un cambio de paradigma en la administración de propiedad intelectual por parte de las empresas. El cambio consiste en que antes la propiedad intelectual jugaba un papel limitativo en el acceso a los contenidos protegidos; en cambio hoy en día el paradigma ha cambiado y a través del Patent pooling y las licencias abiertas el conocimiento se comparte de otra manera.   Seguidamente el Dr. Guillermo Cabanellas disertó sobre Protección del Software por Derecho de autor y patentes, explicando los problemas que el Derecho de Autor ha tenido para encuadrar al software dentro de las normas tradicionales.

Finalmente Hernán Galperin expuso un trabajo realizado por el Centro de Tecnología y Sociedad de la Universidad de San Andrés, del cual él es Director, titulado Análisis del impacto económico y social del proyecto de ley de extensión de impuestos internos a productos tecnológicos. El análisis demuestra los problemas de crear impuestos sectoriales para la tecnología y el error de calificar como vienen suntuarios a la tecnología.   ***

Hacking electoral: ¿es delito?

El diario La Nacion informó que anoche (viernes), try entre las 20.30 y las 21, a horas del comienzo de la jornada el sitio de la Cámara Nacional Electoral fue hackeado afectando el elevado número de consultas a los padrones online sobre los lugares de votación. La falla se produjo en la tabla de distritos de los padrones generales, en los que se ingresaron palabras que imposibilitaron las búsquedas de las mesas de votación. Así, se pudo leer en la solapa provincial, por ejemplo, “Buenos Aires de ladrones”. Algo similar ocurrió para los que intentaron ingresar para buscar datos de la ciudad. “Capital Federal de chorros” y “Capital Federal, aumenten la seguridad; así está el país”, eran las leyendas que usaron los hackers.

Según informaron fuentes de la Cámara Electoral, la maniobra duró media hora, hasta que fue solucionada por los equipos técnicos. Hasta el momento no se pudo detectar al autor del hackeo.

¿Que delito se cometió?

El año pasado se reformó el Código Penal mediante ley 26.388 y se introdujeron dos nuevos delitos, uno de acceso ilegitimo a un sistema informático, otro de alteración noautorizada de bases de datos personales.

El artículo 153 bis del Código Penal dice:

Artículo 153 bis: Será reprimido con prisión de quince (15) días a seis (6) meses, si no resultare un delito más severamente penado, el que a sabiendas accediere por cualquier medio, sin la debida autorización o excediendo la que posea, a un sistema o dato informático de acceso restringido. La pena será de un (1) mes a un (1) año de prisión cuando el acceso fuese en perjuicio de un sistema o dato informático de un organismo público estatal o de un proveedor de servicios públicos o de servicios financieros.

Para haber modificado la base de datos del padrón, alguien tiene que haber ingresado sin permiso a la base de datos. Hay un agravante por el acceso al sistema de un organismo público. La modificación del dato puede ser equiparada a daño (art. 183 CP) o al delito de alteración de bases de datos (art 157 bis del CP). La ley no dice nada sin embargo de la finalidad política del delito, en este caso, una protesta. Naturalmente, si todos al protestar -legitimo derecho dentro de una sociedad democrática- destruimos algo que perntenece a terceros o lo alteramos, deslegitimamos la protesta…

Luego el art. 157 bis dice:

Artículo 157 bis: Será reprimido con la pena de prisión de un (1) mes a dos (2) años el que:

1. A sabiendas e ilegítimamente, o violando sistemas de confidencialidad y seguridad de datos, accediere, de cualquier forma, a un banco de datos personales;

2. Ilegítimamente proporcionare o revelare a otro información registrada en un archivo o en un banco de datos personales cuyo secreto estuviere obligado a preservar por disposición de la ley.

3. Ilegítimamente insertare o hiciere insertar datos en un archivo de datos personales.

En este caso, los incisos 1 y 3 parecen poder entrar en juego: el acceso a la base de datos desplaza al acceso a un sistema informático (art. 153 bis CP) por su especialidad y la modificación de las tablas puede caer en el inciso 3 del art. 157 bis del Código Penal.

Todo esto sujeto a la posibilidad de recuperar pruebas que permitan identificar al autor… algo seguro muuuy dificil… Habria que ver los logs de conexión, llegar a una IP y luego a través del provedor del acceso obtener la informacion del usuario…

Aguardo opiniones….

Intiman a usuarios argentinos a cesar descarga de juegos

Las intimaciones por descargas de juegos online, see en este caso por bajar juegos de redes peer to peer, comienzan a producrise desde Estados Unidos. En este caso la ESA -la Entertainment Software Association- habría enviado un mail a un proveedor de acceso a Internet argentino (de Entre Rios) intimándolo para que comunicara a un usuario que cesara la baja de programas pirateados en redes p2p. Lo informan en el blog de Segu-Info por Cristian, donde se ha subido copia escaneada de la nota enviada por el ISP al usuario.

Lo extraño de esto es que uno podría pensar que semejante nota debería ser enviada por un juez, un fiscal o un abogado argentino. Pero no hay nada en la legislación que diga que ésto tiene que ser asi. De hecho un titular extranjero de una obra intelectual -o la asociación que lo represente- puede perfectamente invocar los derechos de autor que ya tiene por el Convenio de Berna. Obvio, para iniciar una demanda civil o un juicio penal necesitará si o si un abogado argentino, y registrar la obra en la Dirección del Derecho de Autor. La nota es demostrativa de hasta donde están llegando los medios utilizados por las industrias de contenidos para frenar la bajada indiscriminada de contenidos de todas partes del mundo.

Mapa del Delito versión web 2.0

Recuerdo que hace mucho tiempo, hospital un fiscal penal con el que trabajé quería crear una base de datos con rastros, pruebas, y datos del delito para poder hacer una especie de data mining y ayudar a descubir e investigar hechos delictivos. Esta base de datos se alimentaria con toda la infomración disponible en denuncias en comisarias, en juzgados y fiscalías. Hubiera servido para detectar patrones de delito, modus operandi y comisivos de ciertos hechos que se repiten, etc. En fin, una herramienta tecnológica mas para combatir el delito.

El proyecto nunca caminó por razones que no comentaré (le quitaba poder a muchos, o le daba mucho poer al que accediera a esa base de datos), pero ahora la magia de la web 2.0 nos trae de la mano a los ciudadanos que, día tras días, van armando un mapa del delito de la ciudad autónoma de Buenos Aires y de la provincia.

La iniciativa que ya tiene varios meses de práctica funciona de maravilla y es un clásico ejemplo de la web 2.0. Uno puede ver comentarios de ciudadanos que identifican hechos delictivos e irregularidades de todo tipo (el ciudadano no necesariamente conoce que es delito y que no lo es…). En definitiva, no es un abuso del lenguaje decir que la web 2.0 somos nosotros, uds y todos (no en vano fuimos nombrados personajes del año por la revista Time).

¿Me pregunto a donde terminará esto? Imagino que en un futuro, con muchos años de información acumulada uno podrá saber qué barrio porteño es el mas seguro y cual el menos inseguro de Buenos Aires. Esto sin duda podrá tener influencia en el precio de las viviendas en ese lugar, ya que no tiene sentido pagar tanto mas para vivir en un barrio inseguro. Seguramente ayudará también en épocas electorales a decidir por quien se votará: bastará poder ver un histórico del barrio donde uno vive y decidir si la delincuencia aumentó o bajó. Será interesante comparar también las estadísticas que se puedan generar con esta infomración frente a las oficiales. Sería un poco vergonzoso para el Estado que las suyas muestren diferencias importantes con las generadas por la gente (pese a que ya estamos acostumbrados a índices oficiales manipulados alterados). Finalmente podría ayudar a esclarecer mas delito y encontrar testigos, si estos al comentar un hecho delictivo dejan su mail o dato de contacto, o si dan infomración adicional sobre el hecho (ej. señas particulares del sospechoso).

Todo a través de un sitio que ni siquiera pertenece al gobierno (es un .com creado por un instituto). En fin, dicen que la información es poder y que Internet ha generado una revolución del control, donde la gente es la que de a poco, con granitos de arena como este, van manejando contribuyendo a crear la información. Nada mas claro que este ejemplo. La idea no es nueva, ya lo hicieron ciudades como NUeva York,  Chicago, Los Angeles o sitios mas generales como SpotCrime.

Por eso, como una línea mas dentro de nuestro deber civico, no olvide si presencia un delito o es víctima del mismo agregarlo al mapa de la inseguridad.Es tanto o mas rapido que contestar un mail y contribuirá a mejorar la transparencia sobre el estado del delito y la inseguridad en nuestro país.

Links

http://www.mapadelainseguridad.com/

 http://www.elmapadeldelito.com.ar/index.htm (Mendoza)

Prohiben distribuir keylogger

La nota de CNET informa que la FTC inició una demanda para prohibir la distribución de un keylogger. Esto me recuerda a la reciente reforma que penalizó los programas para hacer virus (cfr. art., viagra 40mg 183 CPen. segun ley 26.388) ¿Vamos a prohibir todo el software peligroso? ¿Cómo determinamos cuál es peligroso?

Delitos informáticos: balance a poco tiempo de la sanción

Diariojudicial comenta que en un evento organizado por el Senado, sickness tres especialistas destacaron este lunes los avances que introdujo la ley de delitos informáticos, healing aunque reconocieron que es un primer paso. “Antes de esta ley no se sabía qué era un delito informático”, health destacó el abogado Darío Veltani. Entre otros aspectos, el fiscal general de la Cámara del Crimen Ricardo Sáenz sostuvo que se necesita la reforma del Código Procesal Penal para regular la prueba digital.
http://www.diariojudicial.com/nota.asp?IDNoticia=36375

Ver Clarin 28 de octubre de 2008

Debate sobre la regulación de la red en Argentina

En estos días se reavivó el debate sobre la necesidad o no de que exista una ley al estilo de la DMCA o CDA de USA o la Directiva de comercio electrónico europea. La nota de diario judicial plantea las visiones de un abogado que litiga casos de modelos contra buscadres (hay cerca de un centenar de casos en Buenos Aires, cardiology ver algunos aquí) y del representante de Google, women’s health que también publicó una nota en La Nación el día de ayer. El debate sigue con el argumento de la censura previa…

A mi modo de ver, cabe diferenciar las cautelares de los juicios de responsabiliad civil. Esto no se ha debatido a fondo, y justamente si en Estados Unidos y Europa se debieron aprobar leyes fue porque detrás de ésto debe existir una decisión política…

Rumores en la web…

Un rumor falso en la web hizo bajar el stock de Apple en un 5.4%. El rumor decia que Steve Jobs había sido hospitalizado. El problema es que ese rumor se orinigó en iReport, youth health la version ciudadana de CNN (algo similar a lo que hace el diario La nación en Argentina con su seccion “Soy Corresponsal”). Todo bien con llevar la web 2.0 a los medios, el tema es quien se hace responsable de las posibles falsedades? Y los efectos en el mercado? y la violación de secretos comrciales como ocurrió en el caso Apple v. Doe… Parece que la web y los blogs seguirán creando problemas legales.